domingo, 21 de diciembre de 2014

12+1 preguntas a Joan Manuel Gisbert



Desde muy joven Joan Manuel Gisbert (Barcelona, 1949) se aficionó a la música, el teatro y la literatura aunque la prematura muerte de su padre le hicieron orientarse, por razones pragmáticas, hacia los estudios de ingeniería.

Obtenida su titulación de ingeniero técnico, Gisbert decide recuperar el tiempo perdido y se marcha a París para estudiar teatro. A su regreso a Barcelona y tras participar como director en varias puestas escénicas, publica su primer libro, Escenarios fantásticos (1979), galardonado con el premio C.C. E. I  de ese año a lo mejor obra publicada en su campo en España.  Gisbert había encontrado su camino.


La literatura ofrece a Gisbert un campo de expresión artística mucho más concentrado y personal que el teatro y él lo va a saber a explotar al máximo convirtiéndose en uno de los nombres de mayor prestigio dentro de la literatura infantil y juvenil española, como lo atestigua su extensa y premiada obra.  Entre todos los premios que ha conseguido  queremos destacar el Premio Lazarillo obtenido con El misterio de la isla de Tókland (1982), tituló que figuró en la Lista de Honor del Premio Andersen; El Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil que le fue otorgado en 1985 por El museo de los sueñosEl gran Angular por La noche del eclipse (1989); El Premio Barco de Vapor obtenido en dos ocasiones, la primera en 1990 por El misterio de la mujer autómata y la segunda en 2000 por El mensaje de los pájaros o El Cervantes Chico a la totalidad de su carrera (1997).


En la actualidad Joan Manuel Gisbert además de dedicarse a escribir es asesor editorial, imparte cursos sobre el desarrollo de la imaginación fantástica y participa en jornadas y encuentros de literatura infantil, que como vemos en las imágenes no les dejan para nada indiferentes.


Mil gracias Joan Manuel por dejarnos conocerte un poquito más




 ¿Cuál es el primer libro que recuerda?

Es un libro oral, fonético, auditivo y casi coral porque, como a todos nos ha ocurrido, empecé a aprender a leer a través de la escucha, gracias a las palabras que narraban de viva voz toda clase de historias. Dicho libro conceptual no tiene título, pero recuerdo de él muchos escenarios: bosques umbríos, casas solitarias, subterráneos, islas, ríos interminables y muchos lugares del trasmundo.

 Ilustración de Mónica Calvo para
 Las maletas encantadas


¿Cuál es el último libro que ha comprado?

El último libro que he adquirido no lo compré, digamos que llegó a mis manos de una manera azarosa, y un tanto misteriosa: El día de la Creación, de J. G. Ballard

Y el último que he comprado, por cierto que en una feria de oportunidades, es el magnífico álbum Teatro de Medianoche, de Kveta Pacovská. 

Ilustración de Miguel Calatayud para
Las islas fabulosas


¿Qué párrafo ha aprendido de memoria?

El que mejor recuerdo de memoria es el mismo que todos recordamos, el párrafo inicial de aquella magna obra cuyo autor declara no querer acordarse del nombre de cierto lugar. Pero los párrafos que debería tener memorizados son muchos, por ejemplo, aquel que, también referido a un lugar, dice:  

No hay distancias ni contrastes ni puntos de referencia, sólo una inmensa fulguración taponando el campo visual, una gigantesca boca de horno vaciándose sobre el espacio calcinado, exprimiendo la ya consumida superficie de aquella comarca donde apenas un vislumbre de vegetación traspasa la bruma para simular una indecisa frontera del vacío. (Comienzo de Ágata ojo de gato, de José Manuel Caballero Bonald).

 Ilustración de Antonio Lenguas para 
El misterio de la isla de Tökland. 

¿De cuál de sus obras se considera más orgulloso y por qué?

Me resulta imposible hasta el dolor situar uno de mis libros por encima de los demás. Prefiero establecer algunas preferencias transversales, como diagonales de lo que va siendo mi personal opera omnia. Una de ellas podría ser Tökland - Museo Sueños - Mansión Abismos - Arquitecto y EmperadorAgualuna - Palacio Tres OjosCaminos del miedo - Armarios negros - Feria noche eterna. 

Pero enseguida advierto que faltan en esta diagonal, como en las otras posibles, títulos clave. En fin, voy a dejarlo: es una cuestión de vasos comunicantes.

 Ilustración de Miguel Calatayud para  
Escenarios fantásticos.

¿Cuáles son sus motivaciones para seguir escribiendo?

El hecho de que, al contrario de lo que muchas veces se afirma (ya está todo escrito y contado, solo es posible seguir haciendo variaciones sobre los temas básicos de siempre, etc.), creo que en realidad está aún casi todo por escribir, ya que la evolución humana se encuentra apenas en sus inicios, y los campos que se le irán abriendo a la imaginación serán cada vez más amplios. Y estas no son, a mi entender, bellas e ilusorias palabras, sino la expresión de una verdad fundamental.

Ilustración de Ximena Maier para 
Magos del atardecer.
¿Cómo es su rutina de trabajo?
 
Soy bastante asistemático. No tengo un plan horario básico bien definido, y los periodos de mayor dedicación e intensidad los determinan a menudo los crecientes y transcursos de la obra.

¿Cuál es la diferencia entre un buen libro y un mal libro?


Hay bastantes maneras de establecer esa diferenciación teórica. Me inclino hoy por la siguiente: el buen libro narrativo literario es el que ha sido creado desde las insustituibles posibilidades artísticas y expresivas del lenguaje verbal; el otro está construido con escritura mas bien elemental, con diálogos y descripciones textuales que podrían haber sido creados y transmitidos, casi seguro que con ventaja (aunque con mayor coste), por vías fílmicas o visuales en general. Lo matizaré añadiendo que, como diría el escritor Pedro Sorela, un buen libro hace que los hechos de sus páginas tengan lugar detrás de nuestros ojos, no delante, que para eso ya existen muchos otros medios (no sé si demasiados).

 Ilustraciones de  Francisco Solé para
Orión y el libro de las maravillas.


¿Cómo es el estilo que desearía tener?

Aquel que llevara a las palabras narradoras a su mayor poder significante y expresivo en el tejido de historias atractivas y perfectamente inteligibles.

¿Qué considera definitorio de la literatura (ilustración) infantil?


La extrema transparencia de la sencillez al servicio de la mayor riqueza comunicativa y emocional posible. De este modo lo sencillo, lo asequible, lo fácil, puede ser admirable, mientras que lo pueril y lo facilón nunca lo es.


Ilustración de Albert Alforcea para
Misteriosos regalos de la noche.

 ¿Por qué eligió la escritura como medio personal?

Porque con el paso del tiempo pude ir comprobando que mis preferencias, aptitudes, inclinaciones, maneras, manías y capacidades iban teniendo cada vez más que ver con las artes del lenguaje, la palabra y la escritura, y hacia ellas me llevaban.

Ilustración de Alfonso Ruano para
El guardián del olvido


¿Con qué autor actual le gustaría colaborar?

Puestos a desear lo inalcanzable me gustaría colaborar con un equipo de arquitectos y escenógrafos de primer nivel para trabajar con ellos en la concepción, diseño, cálculo, construcción, puesta en acción y perfeccionamiento posterior de un multiforme espacio arquitectónico narrativo y generador de historias, es decir, algo así como un gran edificio/escenario que albergara y generara hechos narrativos por vías distintas a las habituales.

Ilustración de Tesa González para
Fabulosa noche de San Juan.


¿Con qué autor del pasado le gustaría colaborar?

Me gustaría haber sido el libretista de una ópera protagonizada por unas misteriosas sonámbulas, cuya música fuese compuesta por el gran Richard Strauss (no confundir nunca con los Strauss de los valses) en la fase más plena de su vida. Título posible de la obra: Los laberintos de la noche.

Ilustraciones de Francisco Solé para 
El bosque de los desaparecidos



¿Cuál es su próximo proyecto? 

Estoy dando los últimos toques a un nuevo libro que aparecerá en primavera, con ilustraciones de Sonja Wimmer, editado por Edelvives: Noa, la joven fantasma (no tiene nada que ver con las historias de zombis y similares).
Asimismo estoy ultimando el pulido final de una renovada edición de El talismán del Adriático, con dibujos nuevos de Miguel Navia, que será próximamente publicada por Anaya.



BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA



El viaje secreto. Ilustraciones de Mariona Cabassa. Edelvives, 2013.
Orión y el Libro de Maravillas. Ilustraciones de Francisco Solé. Anaya, 2013.
La aventura inmortal de Max Urkhaus. Edición renovada. Anaya, 2013. 
El embrujo de Elba. Ilustraciones de Miguel Navia. Planeta, 2012.


La feria de la noche eterna. Edelvives, 2011. 
Las islas fabulosas. Ilustraciones de Miguel Calatayud. Diálogo, 2011.
Las maletas encantadas. Ilustraciones de Mónica Calvo. Narval Editores, 2011. 
El despertar de Heisenberg. Ilustraciones de Pablo Auladell. El Jinete Azul, 2010.


Historias secretas en la noche. Ilustraciones de Francisco Solé. Oxford University Press, 2010. 
El bosque de los desaparecidos. Ilustraciones de Francisco Solé. Edelvives, 2007.
Algo despierta en secreto. Edelvives, 2006. 
El talismán que vino por el aire. Ilustraciones de Albert Alforcea. Alfaguara, 2005.


Magos del atardecer. Ilustraciones de Ximena Maier. Edelvives, 2005. 
Misteriosos regalos de la noche. Ilustraciones de Albert Alforcea. Planeta & Oxford, 2005. Planeta, 2010.
Fabulosa noche de San Juan. Ilustraciones de Tesa González. Edelvives, 2003. 
Orión y los animales magos. Ilustraciones de Francisco Solé. Anaya, 2003.


La sorpresa de la noche. Ilustraciones de Gerardo Domínguez. Alhambra Pearson, 2002.
El palacio de los tres ojos. Ilustraciones de Chata Lucini. Edelvives, 2002.
La laguna luminosa. Espasa Calpe, 2001. Planeta, 2011. 
El mensaje de los pájaros. Ilustraciones de Chata Lucini. SM, 2001.


Regalos para el rey del bosque. Ilustraciones de Miguel Calatayud. SM, 2001. 
Los caminos del miedo. Ilustraciones de Juan Ramón Alonso. Espasa Calpe, 2000. Planeta & Oxford, 2006. Planeta, 2010.
La maldición del arquero. Ilustraciones de Francisco Solé. Espasa Calpe, 1999. Planeta & Oxford, 2005. Planeta, 2010. 
La mirada oscura. Ilustraciones de Francisco Solé. Anaya, 1997. El lugar de los murciélagos. Edelvives, 1998.


El secreto del hombre muerto. Ilustraciones de Francisco Solé. Alfaguara, 1997.
Agualuna. Ilustraciones de Juan Ramón Alonso. Edelvives, 1996.  
Los armarios negros. Alfaguara, 1996.
La Voz de Madrugada. Ilustraciones de Mabel Piérola. Edebé, 1995.


El enigma de la muchacha dormida. Ilustraciones de Mª Luisa Fora. Bruño, 1994.  
Los espejos venecianos. Edelvives, 1993. 
El último enigma. Grijalbo Mondadori, 1993. Edelvives, 2000.
La frontera invisible. SM, 1992. Oxford University Press, 2010.


El misterio de la mujer autómata. SM, 1991.  
El guardián del olvido. Ilustraciones de Alfonso Ruano. SM, 1990, 2011.
La noche del eclipse. SM, 1990. 
La mansión de los abismos. Espasa Calpe, 1988. Planeta & Oxford, 2004. Planeta, 2010.


El Talismán del Adriático. Ilustraciones de Alfonso Ruano. SM, 1988.
El arquitecto y el emperador de Arabia. Edelvives, 1988.
El mago de Esmirna. Ilustraciones de Juan Ramón Alonso. Anaya, 1987.
Historias secretas del espacio. Ilustraciones de Toni Garcés. Edebé, 1987. 


La aventura inmortal de Max Urkhaus. Alfaguara, 1985, 1996. 
La noche del Viajero Errante. Labor, 1984. Edelvives, 1996.
El museo de los sueños. Ilustraciones de Francisco Solé. Espasa Calpe, 1984. Planeta & Oxford, 2007. Planeta, 2010.  


Leyendas del planeta Thámyris. Espasa Calpe, 1982. Planeta/Oxford, 2005. Planeta, 2010.
El misterio de la isla de Tökland. Ilustraciones de Antonio Lenguas. Espasa Calpe, 1981. Planeta & Oxford, 2004. Espasa, 2008. Planeta, 2010. 
Escenarios fantásticos. Ilustraciones de Miguel Calatayud. Labor, 1979. SM, 1995. Oxford University Press, 2010. 


12 + 1 preguntas a...

Descripción
María Menéndez-Ponte


Descripción
Iban Barrenetxea


Descripción
Gonzalo Moure


Descripción
 Gabriela Keselman.


Descripción
 Imapla.


Descripción
Nora Hilb


Descripción
Ricardo Gómez


Descripción
Tesa González


Descripción
David Fernández Sifres


Descripción
Meritxell Ribas


Descripción
María Fernanda Heredia


Descripción
Menena Cottin




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada