lunes, 24 de marzo de 2014

La señorita Nelson ha desaparecido, de Harry Allard y James Marshall

Hoy queremos recomendar un libro perfectos para los más pequeños con el que además de divertirse aprenderán que en esta vida uno debe valorar las cosas que tiene. Su título La señorita Nelson ha desaparecido y lo firman Harry Allard (texto) y James Marshall (ilustraciones).


Miss Nelson es, sin lugar a dudas, la profesora más simpática y amable del colegio. Siempre sonríe y habla con un voz muy dulce. Nunca grita y pone las tareas más fáciles. Ella es buena hasta cuando sus alumnos no abren el libro de matemáticas o son groseros en la hora del cuento. Pero aun así, sus alumnos de la 207 se portan faltal, se dedican a hacer volar aviones de papel durante la clase, a escupir bolitas de papel para que queden pegadas en el techo y a susurrar, reir y hacer muecas mientras ella intenta seguir con la clase. 


Así que un día cansada de tanto comportamiento indebido decide trazar un plan, que si bien los padres lo entienden enseguida, los niños no acaban de descubrirlo hasta el final de la historia.
 

Y como bien dice el título el plan tiene que ver con su desaparición. Un día sin avisar a sus alumnos la Señorita Nelson no va a la escuela pero en su lugar aparece una nueva maestra, la fea, desagradable y mezquina señorita Pantano. Con ella no hay bromas, ni sonrisas, ni dulces voces. La señorita Pantano es tiránica y desde el primer momento establace unas reglas muy claras: en su clase no se habla, ni hay bromas; nada de tareas fáciles y por supuesto, la maravillosa hora de los cuentos desaparece.

Después de unos días la señorita Nelson vuelve a clase y los niños están tan asustados que se portan como verdaderos angelitos. Por supuesto los papás se han dado cuenta de que ambas profesoras son la misma, pero la lección esta dada: uno debe apreciar lo que tiene, porque si no lo puede perder.


Un estupendo libro por el que han pasado muy bien los años, concretamente treinta y siete desde que fue publicado por primera vez. Y es que el binomio formado por Harry Allard y James Marshall saben enfocar con muchísimo sentido del humor, es uno de los ingredientes fundamentales de la historia, cualquier situación que pueda afectar al niño  y verla desde su punto de vista. Por supuesto las divertidas y expresivas ilustraciones de Marshall hacen que la historia sea redonda.


Un libro perfecto para enseñar con imaginación y humor la locura que puede traer ser desconsiderado y no saber apreciar lo que uno tiene.

Como cabía esperar el éxito convirtió al libro en serie. Los títulos que conocemos: Miss Nelson is Back y Miss Nelson has a Field Day.



Espero que los disfrutéis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada