jueves, 20 de febrero de 2014

El mundo de... Kitty Crowther

Hoy en el Mundo de... vamos a revisar la obra de una autora joven, que con sus apenas cuarenta años, tiene una más que importante trayectoria en el mundo de la literatura infantil. Hablando de Kitty Crowther.


Nacida en Bélgica de padre inglés y madre sueca los libros fueron durante su infancia una importante válvula de escape. Cautivada por las imágenes, los signos y el sentido oculto de las cosas al nacer sus hijos vuelve a introducirse en el mundo de la literatura infantil para crear un imaginario propio que ha dado lugar a más de 35 títulos diferentes merecedores de los más importantes premios, entre los que podemos citar  el Gouden Griffel por Vlag en Wimpel (1997), el Silver Pencil por In het pikkedonker (2003) y por Kleine Dood en het meisje (2005), el BAOBAB, el premio más prestigioso de la literatura infantil y juvenil francesa, por Annie du Lac (2009) y, como no, el Astrid Lindgren Memorial Award que le fue concedido en el 2010.


Kitty Crowther en sus historias se dirige al lector en un tono amable y personal y precisamente esto le permite tratar temas muy complicados e inabituales en la literatura infantil como pueden ser Dios, la muerte o incluso la amistad, el racismo o la diferencia. Temas díficiles, demasiado duros en ocasiones pero que en los libros de Kitty Crowther nos muestran, desde la empatía que logra con el lector, un camino donde la fragilidad puede convertirse en fuerza.

Como dijo el jurado del premio ALMA en la carta en la que se expresan los motivos por los que su obra era merecedora de semejante distinción, los libros de Kitty Crowther están impregnados por el humanismo y la compasión.


En los libros de Kitty Crowther estamos ante un buen ejemplo de álbum ilustrado donde texto e imagen forman un todo indisoluble impregnado de poesía. Frases sencillas, precisas que se incorporan a unos dibujos que son para ella otra forma de escritura y que darán diferentes matices a la historia. Crowther se siente fascinada por sus propio trazo, por esa línea dura o temblorosa, blanda o entrecortada que la guía para crear sus propias historias:

...Si la emoción está presente, yo continúo página 
a página sin jamás conocer la siguiente. 
Sigo el ritmo de mi mano...


Sus historias y protagonistas mezclan de manera soberbia realidad e imaginación para crear un mundo propio con el que renovar y transformar la tradición desde el más absoluto respeto. Un mundo en el margen de los territorios conocidos, habitado por personajes llenos de amor, de magia, de misterio, de esperanza... que identificamos en cada libro, en cada historia, en cada imagen en las que utiliza pocos elementos: tinta, acuarela y lápices de colores pero con los que nos abre un universo enorme que nos sorprende y engancha.

En los libros de Kitty Crowther da igual que trate el tema más profundo, como que simplemente recree un momento, una atmósfera de la vida cotidiana, como sucede en los diferentes libros de la serie Poka y Mina. Da igual porque en sus libros siempre se nos habla de las cosas esenciales de la vida sean éstas grandes o pequeñas. Por todo ello no es extraño que sea considerada una maestra de la línea y del ambiente y que sus libros enganchen de igual manera a niños y adultos.


Si bien su bibliografía es larga -la mayoría de ellos escritos originalmente en francés, aunque con alguno incursión en el alemán, y publicados por la editorial Pastel todo un referente en los libros ilustrados- la oferta que tenemos publicada en castellano no es tan amplia. Dos son las editoriales en las que encontraréis su obra. Por una parte la editorial los Cuatroazueles que en el 2010 publicó dos títulos: El despertar y en En el cine de la genial serie de Poka y Mina y por otro lado los tres títulos publicados por la editorial Corimbo: ¡Scric scarc biblib blub!,  un cuento estupendo sobre el miedo a la oscuridad en boca de una familia de ranas, ¿Entonces? y mi preferido Mi amigo Juan, un relato sobre la amistad.  


Haceos con ellos, os prometo que no os van a defraudar pero mientras llega ese momento una buena manera de introduciros en el imaginario de Kitty Crowther es el siguiente video. Se trata de un corto de animación que Kitty Crowther y Bruno Salamone diseñaron y animaron, con música de Sisi Lewis, en el 2010 en el marco de la exposición  Aller Retour. Encuentros gráficos franco belgas.



FUENTES:

Mercier, Jacques (2006). Belges en France (in French). Lannoo. p. 298. ISBN 978-2-87386-478-1. Retrieved 25 March 2010.

http://www.kireei.com/kitty-crowther/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada