lunes, 24 de febrero de 2014

El baño de Arquímedes, de Pamela Allen

¿Qué es lo que le pedimos a un libro cuando lo elegimos para leer a nuestros hijos? Que les entretenga, que les divierta, que cautive su imaginación, que les interese, que despierte su curiosidad. Pero si encima de entretener, divertir, interesar... les enseña y les introduce en un mundo desconocido para ellos, como puede ser el pensamiento científico, estamos ante el libro perfecto.


¿Parece complicado reunir tantos requisitos, verdad? Pues no, Pamela Allen, la escritora de la que hoy os quiero hablar, consigue todo ello en sus libros. 


"Un cuerpo total o parcialmente 
sumergido en un fluido en reposo, 
recibe un empuje de abajo hacia arriba 
igual al peso del volumen del fluido 
que desaloja
 (Principio de Arquímedes)

Explicado así no parece que le vaya interesar mucho a un niño de tres años. Pero si en lugar de formularlo probamos el principio, seguro que le interesa un poco más y, si encima, lo hacemos por medio de un cuento divertido que le entretiene y le divierte, ¡¡¡Eureka!!!, nunca mejor dicho, lo conseguiremos.

La prueba de ello es El Baño del Sr. Arquimedes, el primer libro que publicó Pamela Allen.


El señor Arquímedes se está tomando un baño con sus amigos: el canguro, el wombat y la cabra. Perfecto, parece que todo va bien. Pero no. El señor Arquímedes está cansado y enfadado porque el agua se derrama todo el rato.

Alguien puede decirme, 
¿de dónde sale tanta agua?

Así que decide descubrir qué es lo que pasa y para ello comienza a probar. Llena la bañera con un poquito de agua, mide la cantidad que ha puesto y vuelve a invitar a sus amigos al baño. Y cuando están dentro bañándose se da cuenta que el agua sigue derramándose. El señor Arquímedes, enfadado, vuelve a preguntar:

Alguien puede decirme, 
¿de dónde sale toda este agua?

A lo que sus amigos responden:

No lo sé
- dice el canguro.
No ha sido mi culpa.
- dice la cabra.
No lo hice.
- dice el wombat.

El señor Arquímedes está absolutamente intrigado, no entiende porque sigue saliendo agua cada vez que se meten en ella y decide que se van a turnar para vigilar quién es el causante de este estropicio que le ensucia todo el rato el baño. Primero se queda el canguro fuera, luego la cabra, posteriormente el wombat y finalmente será el propio Arquímedes quien permanezca fuera,  pero siguen sin averiguar lo que sucede y el agua continúa saliendo.


Hasta que, en un momento de lucidez, el señor Arquímedes descubre qué sucede y pronuncia su famoso:

¡¡¡EUREKA!!!

Basado en la historia del erudito griego Arquímedes -del que se dice que fue el primero en formular, mientras se bañaba, que el volumen del agua desplazada equivale al volumen del cuerpo sumergido-, lo importante en este libro no es tanto la narración del hecho histórico, sino la manera en la que invita a los más pequeños a despertar su curiosidad y valorar principios como la observación o la deducción, propios del pensamiento científico.

Utilizando un lenguaje sencillo y repetitivo, con frases breves y unas ilustraciones graciosas y expresivas, también firmadas por Pamela Allen, el libro se ha convertido en un imprescindible de las bibliotecas infantiles que consigue, lo que al principio parecía imposible: que la ciencia sea comprensible y divertida para los más pequeños.
 
 
Libros inteligentes, así son los libros de esta autora nacida en Nueva Zelanda, maestra de formación, cuya carrera literaria se ha desarrollado entre su país natal y Australia. Una carrera que se inciaba en 1980 con la publicacción de El baño del Sr. Arquímedes y que ha dado lugar a más de una treintena de libros, con los que ha obtenido numerosos premios entre los que destacaríamos la Medalla Margaret Mahy, el CBCA al Libro de Imágenes del Año o la Órden del Mérito de Nueva Zelanda que recibió en 2005. 

De esos treinta títulos son muchos los que nos pueden interesar, así que además de un pequeño listado de aquellos que más nos han gustado, os dejamos el enlace a su página en Penguin books, editorial que ha publicado la inmensa mayoría de sus libros.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada