jueves, 26 de febrero de 2015

MITOLOGÍA PARA NIÑOS: Hércules el más fuerte de cuantos héroes han existido.



Mucho antes de que apareciesen Spiderman Superman, Batman o el Capitán América, la mitología griega está llena de superhéroes, hombres excepcionales con capacidad sobrehumanas que ponían  toda su fuerza, su coraje y su astucia al servicio de los demás. Héroes que salvaron a la humanidad de calamidades, de monstruos y demás terrores y que eran capaces de devolver la armonía a un mundo herido. Héroes como Perseo, Ulises, Belerofonte, Teseo, Jasón... pero sobre todos ellos destacó la figura de Heracles -Hércules para los romanos-, el más fuerte y valeroso de cuantos héroes hayan existido.   Hoy vamos a comenzar a contar su historia, que la verdad da para mucho.



Hércules era hijo de Zeus, el Dios de dioses y como tal cuando nació recibió del resto de los dioses del Olimpo un montón de dones: le otorgaron valentía,  ternura,  bondad... pero sobre todas las cosas le otorgaron una fuerza descomunal que le acompañaría y de la que daría muestras toda su vida. Parecía que lo tenía todo para que la vida le sonriese, pero hay un pequeño detalle que no os he contado: Hera, la mujer de Zeus odiaba a Hércules, y es que Hércules no era hijo suyo. Zeus había tenido un hijo con otra y esto Hera, celosa donde las hubiese,  no lo podía pasar por alto. Que, ¿qué hizo? Pues como no podía enfrentar a su superpoderosísimo marido decidió hacerle la vida imposiblea Hércules. Y no os creáis que espero a que naciese.



Desde antes de nacer Hércules estaba destinado a ser rey. Así lo había prometido Zeus diciendo que el primer descendiente de Perseo que naciese sería el futuro rey de Argos. Hera no podía soportar la idea de que ese hijo ilegítimo reinase así que pidió ayuda a Ilitía, hija suya además de diosa de los alumbramiento, e hizo retrasar el parto de la mamá de Hércules y adelantar el de uno de sus primos, Euristeo, que nació sietemesino. No está mal la venganza, ¿verdad? Pues esto solo es el principio.



El nacimiento lo retrasaron todo lo que pudieron hasta que por fin Alcmena, así se llamaba la mamá de Hércules dio a luz en un parto de mellizos a Hércules y a su hermano Ificles. Y aunque ya le había desposeído de su reino, por la cabeza de Hera seguía rondando la idea de deshacerse de Hércules. El primer intento lo llevó a cabo cuando éste era un bebé de tan solo diez meses enviándole dos enormes serpientes a su habitación que se enroscaron en los cuerpos de él y de su hermano para matarles.



No os creáis que Hércules se asustó. Cuando entró Anfitrión, el marido de su madre en la habitación alertado por los gritos y llantos de espanto de su hermano, se encontró a los dos bebés jugando con los cuerpos de las enormes serpientes.

Hércules entre risas y como si de dos juguetes se tratasen, había  cogido a cada una de ellas del cuello y las había estrangulado con la fuerza de sus manitas de bebé. Desde ese momento a nadie le quedó ninguna duda:  Hércules era hijo de Zeus. 


La leyenda del héroe comenzaba a forjarse.



Hércules continuó creciendo. Aprendió a usar el arco y las flechas, a luchar cuerpo a cuerpo y a tocar el laúd. Con dieciocho años alcanzó la nada desdeñable altura de cuatro codos y un pie, que serían más  o menos un metro noventa y ocho centímetro de nuestro sistema de medición. Pronto sus hazañas, en las que siempre destacaba por su valentía y su fuerza descomunal, se fueron extendiendo. No era para menos Hércules había sido capaz ya de vencer, sin más armas que sus manos, a un inmenso león que devastaba los rebaños de Anfitrión, su padre adoptivo. Desde entonces la capa de nuestro héroe fue la piel de ese león.

Pero no contento con esto, cuando volvió a Tebas después de semejante hazaña se encontró la ciudad llena de enemigos. ¿Qué hizo Hércules? Luchar solo contra todo este ejército, y por supuesto vencer.



El rey de Tebas no podía estar más agradecido y le concedió la mano de Mégara su hija mayor, con que se caso y tuvo tres hijos. La vida de Hércules poseía todo lo que un hombre desearía. Era inmensamente feliz y aquí muy bien podía haber acabado la historia de no ser porque Hera seguía odiando de manera profunda a nuestro héroe y no iba a descansar hasta conseguir vengarse de él.

Llevaba años vigilándole, llenándose de odio con cada una de sus victorias, y maquinando la manera más cruel con la que poder vengarse. Por supuesto Hera encontró una forma terrible, la más espantosa, la más cruel que os podéis imaginar....


Si os parece os la cuento el jueves que viene, 
solamente avanzó que su venganza vino disfraza de...

locura. 







Si te ha gustado y te apetece seguir leyendo mitos contados para niños, pincha en los siguientes enlaces.







martes, 24 de febrero de 2015

LA MEJOR ANIMACIÓN: El viaje de Said, de Coke Riobóo

Tras unas semanas mostrándoos cortos que se han llevado  los premios más importantes del género en los últimos años, hoy vamos intentar volver a la esencia de nuestra sección publicando un corto que os sirva de herramienta con la que valores con nuestros alumnos, hijos, nietos...



En el 2006, el director, animador y compositor español Coke Riobóo dirigió El viaje de Said un cortometraje musical realizado con plastilina en el que a través de la figura de Said un niño marroquí que cruza el estrecho  nos descubre la dura realidad a la que deben enfrentarse los miles de inmigrantes que llegan a nuestras costas y descubren un mundo bastante menos bello que el que se habían imaginado en sus sueños.



Un trabajo precioso que consiguió el Goya al mejor corto de animación en 2006.

Espero que os guste.








lunes, 23 de febrero de 2015

El cazo de Lorenzo, de Isabelle Carrier

Comenzamos la semana como siempre, con una recomendación literaria. La de hoy viene firmada por Isabelle Carrier, su título El caso de Lorenzo una historia simple y perfecta para trabajar la aceptación de la diferencia.


La historia de Lorenzo es la historia de miles de niños, niños que tienen que convivir cada día con algo que les hace diferentes al resto. En el caso de Lorenzo su diferencia es un cazo, un cazo rojo que no sabe muy bien por qué un día se le cayó encima y ahora lo tiene que llevar a todas partes.

Y la verdad es que este cazo se le pone bastante difícil.

Se le atasca...

...le impide avanzar





 [...] tiene que hacer el doble de esfuerzo 
 que los demás para llegar...

Y ante semejantes situaciones qué hace Lorenzo, pues lo que haríamos todos: se enfada, se enfada muchísimo consigo mismo y con los demás. Se enfada tanto que acaba perdiendo los papeles. Lo único que le gustaría a Lorenzo es librarse de este maldito cazo, ese cazo cruel que todo lo pone difícil  y ser como los demás. Pero no puede, el cazo va a estar ahí siempre por lo que Lorenzo decide esconderse, meterse dentro de él para convertirse en invisible y así, poco a poco, probablemente la gente se olvide de él.



La historia afortunadamente no acaba aquí.



En la vida de Lorenzo aparece alguien extraordinario, que le da las fuerzas necesarias para sacar la cabeza del cazo, para salir de ese aislamiento que le llevaba, sin remedio, a la inadaptación social. Alguien que le ayudó a encontrar sus puntos fuertes, sus talentos, sus habilidades porque el hecho de tener un cazo no significa que no valgas para nada, solo estás limitado en algunos aspectos de tu vida. A Lorenzo su amiga le ayudó a transformar su ira y su dolor en un talento creador y  a convivir con sus limitaciones.

El cazo sigue estando ahí,
pero es más discreto.



Un libro precioso que pese a la profundidad de lo que allí se nos cuenta destaca por la simplicidad y dulzura con la que está narrado y por la limpieza de unas ilustraciones que nos conducen directamente a la empatía con su protagonista.  Todos los niños entenderán, con su genial y simple metáfora del cazo, a Lorenzo y las dificultades que encuentra en su vida que le impiden vivirla como a él gustaría. Pero también entenderán que a Lorenzo no hay que tenerle pena, hay que ayudarle, hay que darle una oportunidad porque seguro que tiene muchas cosas que ofrecernos. A Lorenzo hay que enseñarle que el cazo no le hace inútil, simplemente le pone las cosas más difíciles.




Un libro que ha sido recomendado porLa FEAPS, la Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual.





Aunque pensándolo bien, no somos todos un poco Lorenzo. ¿Quién no tiene un cazo colgado que tiene que aprender a llevar, que tiene que aprender a convivir con él? El libro de Isabelle Carrier es una metáfora perfecta para enseñarnos a padres, profes, abuelos, niños... a aceptar y ayudar al diferente pero también a observar, descubrir y aceptar nuestras propias capacidades y limitaciones. Porque todos las tenemos y seremos mucho más felices si en vez de negarlas, ocultarlas o escondernos tras ellas, aprendemos a vivir con ellas y sacarles su lado bueno.

Si te apetece seguir leyendo nuestras recomendaciones literarias pincha en el siguiente enlace.










domingo, 22 de febrero de 2015

12+1 preguntas a Claudia Ranucci



Claudia Ranucci nació en Roma. Estudió diseño e ilustración en Urbino, en el Instituto Superior para las Industrias Artísticas. Terminada la carrera se trasladó a España para trabajar seis meses como becaria en una editorial. De eso han pasado más de quince años y aquí sigue, en Madrid, ciudad en la que fijó su residencia y su lugar de trabajo.

Un tiempo que le ha dado para mucho: para coser, bordar, dibujar, leer, practicar jardinería, bricolaje, impartir  talleres, hacer yoga y, como no, ilustrar de manera brillante libros para niños, como nos lo ha demostrado en los más de cincuenta títulos que ha publicado en los que ha trabajado con nombres tan sobresalientes de la LIJ como Gabriela Keselman, Victoria Pérez Escrivá, Daniel Nesquens, Antonio Ventura, Fina Casalderrey, Laura Gallego, Luisa Villar Liébana... o clásicos como Gianni Rodari o Roald Dahl.


Libros que han sido editados en Francia, China, Corea, Japón, México o Brasil  y con los que ha obtenido reconocimientos como el Primer Premio en el IV Certamen Internacional de Álbum Ilustrado Ciudad de Alicante en 2004 por ¡Ay! (texto de Victoria Pérez Escrivá); el Accésit al Premio en el Concurso Internacional Álbum Infantil Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria en el 2006 por Lleno de dudas; mención especial en la lista  White Ravens en 2006, por 6-colores (texto de Antonio Ventura, Daniel Nesquens, Victoria Pérez Escrivá); el Premio Destino Infantil Apel·les Mestres en 2006 por Te lo he dicho 100 veces (texto Gabriela Keselman) o la selección en las ilustraciones de Cierra los ojos para la Exposición de Ilustradores de la  Feria de Bolonia en 2009,  libro al que se le concedió el Premio IBBY 2013 para niños con dificultades especiales.

No quiero olvidarme en este brevísima presentación del maravilloso trabajo editorial que realizó en el estudio de diseño e ilustración SPR\MSH. del que salieron auténticas joyas como 6-Colores, No todas las vacas son iguales (Antonio ventura (texto) Pablo Amargo (ilustración)) o Osos de cuento (Antonio Ventura (texto) Pablo Amargo (ilustrador)).


Un auténtico placer tener hoy en RZ100 Cuentos de boca  a Claudia Ranucci.


6-Colores.
Antonio Ventura, Daniel Nesquens, Victoria Pérez Escrivá (textos). 
SPR\MSH, 2004



¿Cuál es el primer libro que recuerda?

La espada de Shannara de Terry Brooks. Es el primero de una saga fantástica. durante unas vacaciones, mi hermano y yo contrajimos hepatitis así que para amenizar nuestras tardes de "cautiverio" a mi padre se le ocurrió leernos ese libro. Quizá no fuera lo más adecuado para una niña de 5 años, pero yo estaba fascinada y, más adelante, volví a leer ese libro y otros muchos.


¿Cuál es el último libro que ha comprado?

El asesino hipocondríaco de Juan Jacinto Muñoz Rengel


Ilustración para Cierra los ojos de Victoria Pérez Escrivá


¿Qué párrafo ha aprendido de memoria?

La felicidad consiste en tomar con alegría lo que la vida nos da y en soltar con la misma alegría lo que nos quita.

¿De cuál de sus obras se considera más orgulloso y por qué?

Hay varios, por distintas razones:

Cierra los ojos, un álbum con Victoria Pérez Escrivá que fue seleccionado en Bolonia y obtuvo varios reconocimientos pero al margen de esto, marcó un cambio para mi, me dio, en el collage, una herramienta nueva y más sintética, algo que llevaba buscando mucho tiempo. Mi madre cabe en un dedal, también de Victoria, es un libro especial dedicado a nuestros padres y en el que volqué mucho amor.


"De héroes y princesas".
Collage realizado para al exposición
Estereo Tipas: igualdad ilustrada.
Casa Encendida, mayo 2013

La caja de música fue la primera vez que utilicé las dos tintas, es una obra de teatro de Alfonso Zurro y un texto excelente, creo que di con la emoción adecuada y 6-Colores, el primero de cinco libros que publicamos con el estudio SPR\MSH. Fue un esfuerzo enorme en dinero, trabajo e ilusión, pero mereció la pena.


¿Cuáles son sus motivaciones para seguir ilustrando?

En primer lugar, una necesidad interior. Luego el hecho de dirigirse al público infantil, de transmitir historias, sentimientos, valores… El contacto con los niños cuando vas a los colegios. Evidentemente también está el placer de la creación y de la artesanía y finalmente… la economía… ¡Aunque en este aspecto quizá no sea el mejor trabajo del mundo!

¡Splash
Victoria Pérez Escrivá (texto)
Edelvives, 2010


¿Cómo es su rutina de trabajo?

Antes, cuando no era madre, era muy disciplinada y me levantaba temprano para empezar con fuerza el día y que me cundiera… ahora mis rutinas están un poco trastocadas debido a los horarios de colegio, entregas y recogidas, así que normalmente me encuentro trabajando hasta muy entrada la noche. Lo que sí mantengo es cierto ritmo creativo: por la noche salen las ideas en bocetos, por la mañana se pinta y se da color.


El rey y la corona Sietepiedras
Enrique Pérez Díaz (texto). 
MacMillan, 2007

¿Cuál es la diferencia entre un buen libro y un mal libro?

Un buen libro, en mi opinión trae consigo emoción, reflexión, placer y estímulo… Un buen libro puede acompañarte durante muchos años de tu vida y, cada vez que lo abres, contarte algo nuevo que se te había escapado en la lectura anterior. Los malos libros son, quizás, aquellos que no dejan huella.



Marcos Mostaza  
Daniel Nesquens (texto). 
Anaya, 2010


¿Cómo es el estilo que desearía tener?

Más delicado, más limpio, más poético (tal vez)


¿Recuerda algún consejo importante que alguien le haya ofrecido en el pasado?

No pienses en los niños a la hora de ilustrar.

Es un buen consejo e intento seguirlo aun hoy, 20 años después, pero con matices… Leer los libros con mi hija me revela cosas que no percibía antes. Entiendo lo que la atrae (y no siempre son ñoñerías de baja calidad o princesas de purpurina) y me sorprendo de como descarta deliberadamente cosas que los adultos consideraríamos "exquisitas","un primer paso hacia el amor por el Arte" etc, etc… No hay que pensar en los niños para no rebajar el nivel del trabajo en pos de la comercialización, pero tampoco hay que olvidarse de que buscan humor, mensajes, la seguridad de la comprensión, algo de ligereza, aunque se traten temas dolorosos y reales. Se me ocurre como ejemplo el libro de Jutta Bauer El ángel del abuelo, en el que humor, sencillez y seriedad se mezclan sabiamente para contar una hermosa historia.  ¡Ah! El consejo me lo dio Lizbeth Zwerger.


Los niños extraordinarios y la maldición de las brujas. 
Victoria Peréz Escrivá (texto). 
Macmillan, 2012


¿Por qué eligió la ilustración como medio personal?

Por pasión lectora, por ser  un medio cercano a mi forma de ser, menos serio y pomposo que otros y, también, por la posibilidad de echarle humor a mi trabajo.


¿Con qué autor actual le gustaría colaborar?

El cantautor italiano Angelo Branduardi.



Collage realizado para la exposición Patria Común, Delibes ilustrado
Museo Patio Herreriano de Valladolid, Octubre 2012- enero 2013.
Museo ABC de Madrid, febrero, marzo 2013


¿Con qué autor del pasado le gustaría colaborar?

Mark Twain, por el humor inteligente que destilan sus páginas.


¿Cuál es su próximo proyecto?

Ya desde hace un año estoy llevando, junto con una amiga, una tienda virtual en Etsy.com.




La costura es otra gran pasión y algo que desde siempre he querido impulsar, hacemos disfraces (como no) para niños, personalizados y muy cuidados. También tengo el propósito de acercarme al mundo del libro digital


Rino detective y el pingüino desaparecido.
Rino detective y los misterios de "Atardecer".Pilar Lozano Carbayo y Alejandro Rodríguez (texto).
Edebé, 2013, 2014





BIBLIOGRAFÍA



 Rino y el pingüino desaparecido. Pilar Lozano Carbayo y Alejandro Rodríguez (texto).Edebé, 2013, 2014
Rino y el misterio de la piscina roja. Pilar Lozano Carbayo y Alejandro Rodríguez (texto).Edebé, 2013, 2014
Rino y un extraño muy extraño. Pilar Lozano Carbayo y Alejandro Rodríguez (texto).Edebé, 2013, 2014.
Rino detective y los misterios de "Atardecer". Pilar Lozano Carbayo y Alejandro Rodríguez (texto). Edebé, 2013, 2014



Historias de Marco y Mirko. Gianni Rodari (texto) Laberinto, 2012
Los niños extraordinarios y la maldición de las brujas. Victoria Peréz Escrivá (texto). Macmillan, 2012
Sigrid y el misterioso caso del azúcar putrefacto. Victoria Peréz Escrivá ((texto). Macmillan, 2011.
Tomás y el misterioso caso del ladrón de corazones. Victoria Peréz Escrivá ((texto). Macmillan, 2011
La trampa del tiempo y otros cuentos. Gianni Rodari (texto) Laberinto, 2010


¡Cataplof! Victoria Pérez Escrivá (texto). Edelvives, 2010.
¡Achís! Victoria Pérez Escrivá (texto). Edelvives, 2010.
¡Splash! Victoria Pérez Escrivá (texto). Edelvives, 2010.


Marcos Mostaza uno. Daniel Nesquens (texto). Anaya, 2008
Marcos Mostaza dos. Daniel Nesquens (texto). Anaya, 2008
Marcos Mostaza tres. Daniel Nesquens (texto). Anaya, 2009
Marcos Mostaza cuatro. Daniel Nesquens (texto). Anaya, 2010
Marcos Mostaza cinco. Daniel Nesquens (texto). Anaya, 2010


Cierra los Ojos. Victoria Pérez Escrivá (texto). Thule, 2009.
El camión de Papel. Roberto Aliaga (texto) MacMillan, 2008.
El rey y la corona Sietepiedras. Enrique Pérez Díaz (texto). MacMillan, 2007
La pipa de mi padre. Victoria Pérez Escrivá (texto). SM, 2007.


La unión hace la fuerza. Victoria Pérez Escrivá (texto). Edelvives, 2008.
Cinco arriba. Victoria Pérez Escrivá (texto). Edelvives, 2007.
¡Que gane el mejor! Victoria Pérez Escrivá (texto). Edelvives, 2007.
La antorcha olímpica. Victoria Pérez Escrivá (texto). Edelvives, 2008.


Superar el listón. Victoria Pérez Escrivá (texto). Edelvives, 2008.
En forma. Victoria Pérez Escrivá (texto). Edelvives, 2007.
La peligrosa casa horrible. Pablo Albo (texto). Edebé, barcelona, 2007
Polisapo. Augusto Roa Bastos, Alejandro Maciel (texto). Ediciones Laberinto, 2006.


¡Te lo he dicho 100 veces! Gabriela Keselman. Destino, 2006.
Silence: El lago de las niñas mudas. Fina Casalderrey (texto). SM, 2006.
Mi madre cabe en un dedal. Victoria Pérez Escrivá (texto). SM, 2006.
Ramiro y el príncipe miedoso. Rocío del Mar Antón Blanco/ Lola Núñez. Edelvives, 2006


Alba tiene una amiga muy especial. Laura Gallego (texto). SM, 2005
El dragón que quería ser violinista. Luisa Villar Liébana (texto). SM, 2005
Los Mimpins. Roald Dahl (texto). Alfaguara infantil Juvenil, 2005
El misterio de la niebla. Javier Sobrino (texto). Edelvives, 2004.


Pandillas Rivales. Javier Malpica (texto). SM, 2004
6-Colores. Antonio Ventura, Daniel Nesquens, Victoria Pérez Escrivá (textos). SPR\MSH, 2004
¡Ay! Victoria Pérez Escrivá (texto). Anaya, 2004.
La caja de música. Alfonso Zurro (texto). Anaya, 2003


¿Dónde está Alba? Laura Gallego (texto). SM, 2003
Una familia de ogros. Rocío del Mar Antón Blanco/ Lola Núñez. Edelvives, 2003.
Un desastre de bruja. Rocío del Mar Antón Blanco/ Lola Núñez. Edelvives, 2003.
El vampiro debilucho. Rocío del Mar Antón Blanco/ Lola Núñez. Edelvives, 2003.
Los fantasmas buscan casa. Rocío del Mar Antón Blanco/ Lola Núñez. Edelvives, 2003.
Las botas rojas. Karlos Linazasoro (texto) Anaya, 2000.


Si os patece seguir disfrutando del trabajo de Claudia Ranucci, pinchando aquí accederéis a su web.



sábado, 21 de febrero de 2015

ARTE PARA NIÑOS: Hervé Tullet, el príncipe de los libros infantiles.



Hay libros mágicos. Libros que invitan a la experimentación. Libros sorprendentes que van mucho más lejos de lo que allí está contenido. Libros que nos abren ventanas a nuevos mundos. Libros que necesitan de nuestra participación porque nos invitan a jugar con ellos ofreciéndonos una maravillosa herramienta para el desarrollo cognitivo de nuestros niños. Si encima estos libros son divertidos -ingrediente fundamental para captar la atención de los más pequeños- y con la difícil particularidad de que cuando los acabas lo único que quieres es volver a empezar a leerlos, a jugar, a interactuar con ellos,  estaríamos ante el libro de arte perfecto.

Estos libros existen o así veo yo algunos de los títulos que Hervé Tullet ha publicado en los casi quince años que lleva dedicándose al maravilloso y complicado mundo de los libros infantiles.


Para entender lo que nos vamos a encontrar cuando abramos un libro de Tullet debemos partir de una premisa clara. Tullet nos enseña a ver el libro de una manera muy distinta a la que estamos acostumbrados. Para él el libro es un tesoro, un tesoro interactivo sin una gota de tecnología, en donde el niño o el adulto -yo me lo paso en grande con sus libros- simplemente necesita de sus manos y de su imaginación para poder disfrutarlo  jugando con las formas, los colores y los textos que allí se presentan.



En el primero de los dos libros que hoy os voy a mostrar, Un libro,  el juego comienza con un círculo, un círculo amarillo que invita a ser tocado. A partir de ahí... cada página nos ofrecerá una sorpresa que fomentará nuestra curiosidad y hará, como decíamos antes, que seamos incapaces de dejar el libro, deteniéndonos y difrutando de cada una de sus páginas.

Aunque creo que lo vais a ver mucho más claro en los dos videos demostrativos que os dejo a continuación. El primero de ellos pertenece a Un libro, su título más conocido y del que todos nos enamoramos. El segundo a Colores, el libro más genial que yo conozco para mostrar los colores y sus posiblidades a los más pequeños. Cuando cayó en mis manos no podía dejar de mostrárselo a cuanto niño se encontraba a mi lado. Me parecía y me parece perfecto para que los niños entren en el mundo mágico del colores... Aunque como dicen el propio video...


No es mágico, es solo el poder de tu imaginación.





En un mundo de i-paps, consolas, wiis... encontrar  a alguien que concibe el libro como un gran tesoro interactivo, es todo un lujo sobre todo porque trasmite su pasión de tal manera, que cuando acabamos el libro lo único que deseamos es volver a empezar a leerlo. Se le puede pedir más...




Os dejo el enlace a su página web en la que encontraréis mil propuestas geniales que podréis aplicar en vuestras clases o casas. La que yo he elegido es una intervención que hizo Hervé Tullet en la Sala de Turbinas de la Tate Modern de Londres. Si os parece se la pasamos al Museo Reina Sofía... estoy segura que muchos participaríamos encantados.



Si quieres seguir leyendo más recomendaciones sobre arte para niños, pincha en el siguiente enlace.