domingo, 26 de abril de 2015

12+1 preguntas a Fernando Lalana



Fernando Lalana nació en Zaragoza, ciudad en la que reside. Tras estudiar Derecho dirigió sus pasos hacia la literatura y  pronto se convirtió en su primera y única profesión, gracias en gran medida a que sus primeras obras llegaron con importantes premios bajo el brazo.

Esto sucedía a principios de los ochenta y desde entonces, Fernando Lalana ha publicado más de un centenar de libros con las principales editoriales españolas del sector infantil-juvenil con los que ha obtenido multitud de premios entre los que destacaríamos las tres ocasiones en las que ha ganado el Gran Angular de novela -la primera en 1984 con el El Zulo, la segunda en 1988 con Hubo una vez otra guerra (colaboración con Luis A. Puente) y la tercera con Scartch en 1991-; la Mención de Honor del Premio Lazarillo obtenida por La bomba en 1990; el premio Barco de Vapor por Silvia y la máquina qué, premio del que ya había sido finalista en 1981 con El secreto de la arboleda; el premio de la Feria del Libro de Almería en 1993 por El ángel caído; el Premio Jaén de Literatura Infantil y Juvenil 2006 con la novela Perpetuum mobile; el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 1991 por Morirás en Chafarinas -premio del que ya había sido finalista en 1985 con El zulo  y lo volvería a ser en 1997 con El paso del estrecho-; el Cervantes Chico obtenido en 2010 en reconocimiento a la totalidad de su trayectoria literaria o el premio Edebé de literatura por Parque muerte en 2012.


Es para mi un inmenso orgullo contar hoy en RZ100 Cuentos de boca con uno de los autores más respetados de la literatura infantil y juvenil española, al que he seguido, admirado, leído y disfrutado desde hace casi más de treinta años y que ahora tengo el placer de compartir con mi hija.

Mil gracias Fernando por dejarnos conocerte un poquito más.





¿Cuál es el primer libro que recuerda? 

 El primero que recuerdo haber leído con título y autor fue Los crímenes de la Rue Morgue de Edgar Poe. Me lo pasó un buen amigo del colegio cuando estudiábamos 2º o 3º elemental (de Primaria, sería hoy en día)

¿Cuál es el último libro que ha comprado? 

Como la sombra que se va, de Antonio Muñoz Molina. Aún no lo he leído. Está en la pila de los libros por leer, esperando turno.

Ilustración de Isidro Ferrer para Te quiero Valero.
Ed. Delsan 2005


¿Qué párrafo ha aprendido de memoria? 

Desde hace muchísimos años, el comienzo de 2001, Una odisea del Espacio, de Arthur C. Clarke. 

Detrás de cada hombre vivo se esconden treinta fantasmas, pues esa es la proporción en la que los muertos superan a los vivos... 

¿De cuál de sus obras se considera más orgulloso y por qué? 

Sin duda, de Morirás en Chafarinas. Aunque no es mi novela favorita, es la que me cambió la vida y mi carrera como escritor. Uno de mis libros más vendidos, con el que gané, más joven que nadie, el Premio Nacional y lo de que se llevase al cine fue un puntazo y una de las épocas más interesantes y divertidas de mi vida.



¿Cuáles son sus motivaciones para seguir escribiendo? 

 La única: Mantener a mi familia lo más dignamente posible.

¿Cómo es su rutina de trabajo? 

No tengo rutinas. Me levanto a la hora que me apetece (bastante tarde, siempre) y escribo cuando quiero. Con cada nuevo proyecto me planteo una fecha aproximada de finalización y procuro cumplir conmigo mismo. Casi nunca lo logro. 


Ilustración de José María Almárcegui para Virgilio o el genio moderno
SM, 2003


¿Cuál es la diferencia entre un buen libro y un mal libro? 

Un buen libro sería aquel sin defectos notables. Pero hay mil defectos que pueden convertir en malo un libro. A mí lo que más me irrita es percibir que el autor me toma por tonto, que se cree más listo que yo. Yo siempre pienso que mis lectores son al menos tan listos como yo y debo hacer un enorme esfuerzo para sorprenderlos, interesarlos y estar a su altura.

¿Cómo es el estilo que desearía tener? 

 Sin renunciar a mis puntos fuertes (el humor, sobre todo) a mí me gustaría escribir como Dostoievski. Por ejemplo.



¿Qué considera definitorio de la literatura infantil? 

Ni idea. Para niños, escribo por intuición. La literatura infantil solo me interesa como medio de ganarme la vida. La novela juvenil, como medio para empujar a los adolescentes hacia la afición por la lectura, sí me interesa mucho. Pero eso es otra historia.


Ilustración de Jose Mª Lavarello para Edelmiro II y el dragón Gutiérrez (teatro)
Bruño, 1990.

¿Por qué eligió la escritura como medio personal? 

Desde muy joven, comprobé que tenía facilidad para inventar historias y contarlas bien. Estudié una carrera universitaria que nunca llegó a interesarme. Quería trabajar en algo que me resultase atractivo y cómodo. Mi primer premio literario importante llegó en el momento justo. Tomé la decisión de apostar por la literatura juvenil en una época especialmente dulce para este sector... y me salió bien. Es la única profesión que he tenido y le estoy enormemente agradecido.

¿Con qué autor actual le gustaría colaborar? 

Con el director de teatro Alberto Castrillo-Ferrer.

Ilustración de Gónzalo Izquierdo Fernández para Silvia y la máquina qué.
Premio Barco de Vapor, 1991

¿Con qué autor del pasado le gustaría colaborar? 

Con Enrique Jardiel Poncela. 

¿Cuál es su próximo proyecto? 

 Una novela de amor, gángsters y ciencia-ficción en el Chicago de los años '40. Que nadie me robe la idea.




BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA



13 perros. Ed. Bambú, 2013.
Último deseo, con Jose Videgaín. Edebé, 2013.
Kleiner Circus con J.M. Almárcegui. Kattigara, 2012.
Parque Muerte. Edebé, 2012.


Andrea y los Seiscientos, con J.M. Almárcegui. Oxford, 2012
Mande a su hijo a marte. Ed. Casals, 2010
Chatarra imperial, con Jose Videgaín. Bruño, 2010.
El Círculo Hermético, con J.M. Almárcegui. San Pablo, 2009.
El último Muerto. Bambú, 2010



El hijo del buzo. Macmillan2007.
El asunto Galindo. Bambú, 2008.
Un megaterio en el cementerio. Bambú, 2007.
Perpetuum mobile. Alfaguara, 2006.


La momia de Leningrado, con J.M. Almárcegui. Alfaguara, 2007.
La tuneladora. Bambú, 2006.
Malvado sacamuelas. Bruño, 2006.
Oscurísima oscuridad. Bruño, 2006.



Aurelio tiene un problema gordísimo,  con José María Almárcegui. SM, 2005
Primera plana, José María Almárcegui. El Navegante, 2005.
Doble o nada. SM, 2004.
Se suspende la función. Anaya, 2004.

Los hijos del trueno, con José María Almárcegui. Alfaguara, 2004.
La muerte del cisne. Alfaguara, 2004.
La secta del rigor mortis, con José María Almárcegui. SM, 2003.
El fantasma del Rialto, con José María Almárcegui. SM, 2001.
Escrito sobre la piel, con José María Almárcegui. SM, 2000.


Las hermanastras de cenicienta. Bruño1999.
Conspiración Chafarinas. SM, 2002
El ángel caído. Círculo de lectores, 1999.
El efecto Faraday, con J.M. Almárcegui . Edelvives, 1997
El paso del estrecho. Bruño, 1997.


El enigma N.I.D.O. Edebé, 1995
Aquellos años tan felices (Teatro), 1995.
Edelmiro II y el dragón Gutiérrez (Teatro infantil). Bruño, 1990.
Scratch. SM, 1992.


    Silvia y la máquina Qué, con J.M. Almárcegui. SM, 1992.
    La bomba, con J.M. Almárcegui. Bruño, 1990.
    Morirás en Chafarinas. SM,1990
    El truco más difícil. Edelvives, 1992


Mi amigo Fernández con J.M. Almárcegui. Anaya, 1990.
El viaje de Doble-P. Casals1988.
El regreso de Doble-P. Casal, 1990.


Hubo una vez otra guerra,  con Luis A. Puente. SM, 1988.
El zulo. SM, 1985.
El secreto de la arboleda. SM1982.




Si te apetece leer alguna más de las entrevistas a autores de LIJ que hemos realizado hasta el momento, pincha en el siguiente enlace:





Síguenos en nuestro grupo abierto de facebook o en mi página personal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada