viernes, 19 de diciembre de 2014

¿De dónde viene Papá Noel?




Papá Noel, Santa Claus, San Nicolás, Viejito pascuero, Padre de hielo... son algunos de los muchos nombres con los cuales se conoce universalmente a ese personaje regordete que  todos los años nos trae regalos por Navidad.

Hoy lo que nos proponemos es contaros de dónde viene esta tradición, quién es en realidad este viejecito barrigudo de barba blanca y tez rosada vestido con traje rojo que tiene la buena constumbre de alegrarnos con regalos las fiestas.


Rastreando sus orígenes nos remontamos a la Turquía del s. IV. Allí, en una familia rica y acomodada, vivía Nicolás de Bari, un chico que desde su niñez destacó por la bondad y generosidad de sus actos.  Siendo todavía muy joven, el pobre Nicolás perdió a sus papás y se convirtió en el heredero de una gran fortuna. Pues bien, ¿sabéis qué hizo con el dinero? Dárselo a los más necesitados. Él no lo quería pues había decidido marcharse a Mira y dedicar su vida al sacerdocio.


En Mira fue nombrado obispo y siguió con sus buenos actos convirtiéndose en santo patrón de Turquía, Grecia y Rusia, además de patrón de todos los marineros.

Nicolás de Bari falleció un 6 de diciembre del año 345. Pronto comenzaron a construir templos en su honor y llenar páginas con las leyendas en las que se narraban las muchas bondades del buen santo. Hasta tal punto que, dada la cercanía de su fecha de muerte con la Navidad, se fue tornando en la figura perfecta para repartir golosinas y regalos en las fechas previas al día de Navidad.


La leyenda y la constumbre fue tomando cada vez más peso por Europa y en el s. XVII unos emigrantes Holandeses la llevaron a EE. UU. Os podéis figurar que a partir de aquí la cosa empieza  a asemejarse, poco a poco, a la imagen de Papá Noel que hoy mantenemos porque, todo hay que decir,  Nicolás de Bari ni era gordo, ni  tenía traje rojo, ni viajaba en trineo. Lo que tomamos de esta primera leyenda es la figura de un ser bondadoso que intercambia regalos.

 Ilustraciones de Thomas Nast, 1869.

La imagen archiconocida de un Papá Noel que viaja en un trineo tirado por renos cargadito de regalos para los niños que se han portado bien, es una invención norteamericana que ha sido desarrollada en varias etapas. La primera de ellas la situamos en 1823, fecha en la que el escritor Clement Moore publicó el poema Una visita de San Nicolás. Un relato, un poema en el que se describe por primera vez a Papá Noel surcando los cielos en un trineo llevado por nueve renos voladores.  Un Papá Noel con un aspecto físico bastante parecido al actual, con barba y rechonchito que se introduce en las casa por la chimenea al grito de JO, JO, JO. Aunque todo hay que decirlo su traje rojo se lo debemos al caricaturista y contemporáneo de Moore, Thomas Nast.

Ilustraciones de Thomas Nast, 1869

Con la imagen bastante conformada gracias a Clement MooreThomas Nast el golpe de gracia definitivo lo dio, como no, Coca Cola que en la campaña navideña de 1931 pidió a Haddon Sundblom que humanizara el personaje para que sus consumidores se sintiesen identificados. Y aquí acabamos con un mito, o al menos a eso creo, pues si bien es cierto que Coca cola popularizó el personaje, su imagen de viejo rechonchete vestido de rojo y blanco no se lo debemos a ellos sino a una tradición que ya llevaba casi un siglo vigente.


De esta forma  surgió el Papá Noel regordete, de pelo y barba blancos, vestido con traje rojo y blanco, cinturón y botas negras que espero y deseo os traiga muchos regalos la próxima Nochebuena.




Se me olvidaba el próximo domingo publicaremos el poema Una visita de San Nicolás de Clement Moore.

Buen fin de semana y Feliz Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada