lunes, 20 de octubre de 2014

El bunyip, de Jenny Warner y Ron Brooks

La recomendación literaria de esta semana es un precioso cuento existencialista, ya todo un clásico podríamos decir,  sobre la identidad. Lo firman Jenny Warner (texto) y Ron Brooks (ilustraciones) y su título, El Bunyinp.

 

El protagonista de esta historia es un animal mitológico que aparece en múltiples leyendas del folclore y de las tradiciones orales australianas, el Bunyip. Se trata de un monstruo acúatico que habita en los pantanos, en las bocas de los ríos e inclusive puede aparecer en fosos.


Normalmente este animal suele permanecer quieto durante mucho tiempo a la espera de que llegue su presa o su momento, como en nuestra historia. Porque pese a ser bastante temidos por su carácter sanguinario el bunyip que nos presenta Jenny Warner es un personaje delicioso y tierno que un día decide salir de esas aguas pantanosas en busca de su identidad. 
Una noche, muy tarde, sin razón alguna,
algo se movió en el pantano negro al fondo
de la quebrada.
Los peces se alejaron asustados
 Y los pájaros [...] escondieron sus cabezas entre las alas.
Cuando se atrevieron a mirar de nuevo, había algo
muy grande y enlodado sentado en la orilla.
¿Qué soy?- murmuraba-. ¿Qué soy?, ¿qué soy?, ¿qué soy? 


Y aquí inicia nuestro protagonista un viaje por el outback australiano, en el que se irá encontrando con diferentes animales que le irán ayudando a dar respuesta a sus dudas existenciales. El ornitorrinco contestará a su primera gran pregunta: ¿qué soy? Pero tras conocer su identidad le surgirán nuevas dudas:

Bunyip- murmuró contestó el bunyip.- ¡Bunyip!
Entonces se enderezó y gritó: ¿Y a qué me parezco?
[...]
¿Soy buen mozo? [...] ¿Soy o no soy?


Un ulabí y un emú le irán describiendo de manera bastante desagradable, todo hay que decirlo,  su apariencia física. Hasta que finalmente llega donde un científico ocupadísimo, que sin quitar tan siquiera la vista de su cuaderno, le responde con la peor de las respuesta que nuestro bunyip quisiera escuchar.


¿Podría por favor decirme a que se parecen los bunyips?
Sí- le dijo el hombre sin mirarlo-, los buyinps no se parecen a nada.
-¿A nada?-preguntó el bunyip.
-A nada en absoluto- respondió el hombre.
-¿Está seguro?- insistió el bunyip.
-Muy seguro-dijo el hombre, mirando por encime de él-. Los bunyips no existen.


Triste, abatido, y aturdido nuestro bunyip decide retirarse en soledad a un lugar apartado en el que poder existir y ser tan buen mozo como el quiera sin tener que mirarse en el espejo que el resto de la gente le devuelve de su imagen.

Pero de repente, en la soledad de la noche, con todo preparado para poder ser feliz sin tener en cuenta la opinión de los demás, algo se mueve en el pantano. Nuestro bunyip va  ser testigo de otro nacimiento tan inesperado e inexplicable como el suyo. 

El nuevo bunyip tendrá las mismas dudas pero esta vez no estará solo, ni tendrá que iniciar un viaje en la búsqueda de su identidad, pues estará él para decirle quien es.


¿Qué soy?- murmuraba- ¿Qué soy?
El bunyip saltó emocionado:
-¡Eres un bunyip! -gritó.
-¿De verdad?- preguntó el otro bunyip.
Y luego dijo: -¿A qué me parezco?
-Te pareces exactamente a mí- dijo el bunyip alegremente.



Deliciosa historia, todo un clásico de 1973 que hemos necesitado treinta años para que Ekaré nos la edite en castellano. La espera ha merecido la pena pues el tiempo ha pasado muy bien por este cuento sencillo, mágico y optimista, muy bien narrado e ilustrado por Ron Brooks -con su característico estilo en el que mezcla la técnica del plumeado con la acuarela consiguiendo trasmitirnos de manera brillante tanto las sensaciones como los estados de ánimo por los que pasan sus protagonistas- que con su ritmo ágil y sus repeticiones nos permitirá reflexionar con nuestros chavales  sobre la búsqueda de la identidad de cada uno de nosotros, sobre la autoafirmación, sobre la autoestima o sobre el reconocimiento, que tantas veces buscamos, del yo a través de los otros.  

Espero que os guste. 



Si te ha gustado y quieres que ver alguna otra de nuestras recomendaciones literarias pincha en el siguiente enlace.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada