viernes, 20 de diciembre de 2013

Madge Gill

Vamos a aparcar por una semana nuestra visita a los grandes clásicos de la ilustración infantil para presentarles a una ilustradora estupenda con una historia más que sorprendente: Madge Gill.


Nacida en Londres en 1882. Sin padre reconocido, con lo mal visto que estaba ser hijo ilegítimo en la época victoriana, pasó la mayor parte de su infancia aislada del mundo, criada por su madre, su tía y estricto abuelo. A los nueve años, su madre todavía vivía, su familia decidió no hacerse cargo de ella y fue entregada a un orfanato. De allí saldría cinco años después rumbo a Canadá con un programa del orfanato que ofrecía la mano de obra de estos niños con la intención de darles una oportunidad en el nuevo mundo.

Concretamente fue a Ontario, donde pasó una dura adolescencia trabajando en granjas y cuidando niños, pero a los dieciocho años logró salir de allí y volver a Londres donde trabajó como enfermera y vivió con su tía Kate, muy aficionada al espiritismo. En 1907 se casaría con su primo y pese a que a la convivencia enseguida se torno bastante desagradable, tuvo cuatro hijos. El último de ellos una niña que nació muerta en un parto bastante complicado en el que la propia Madge estuvo al borde de la muerte y sufrió una larga enfermedad que le supuso la pérdida del ojo izquierdo y la aparición en su vida de Myrninerest.

Myrninerest era un espíritu guía que le acompañó toda su vida y le provocaba profundos trances. Los cuadros que aquí mostramos están realizados en esos momentos de trance en los que de manera obsesiva realizaba tareas creativas propias de una mujer de su época como dibujar, escribir, hacer punto, ganchillo, tejer, cantar o tocar el piano.

Unos cuadros realizados de noche sobre cartones y rollos de tela de excasa calidad en los que solía dibujar con tinta china y pluma una cara femenina elegante vestida y con muy poca luz. Ambientados en un entorno arquitectónico imaginario de grafismos densos sus dibujos podían llegar a medir 36 metros y sólo podían verse en conjunto si se desplegaban.

Si pincháis aquí iréis a su página web en la que encontraréis buena muestra de su arte.

 After the war
Blue lady
Brown and blue girl
Crowd of Faces
Emerald Queen
 Ethereal Lady
Zig zag hat
Girl in brown hat
Green lady
High Priestess
Lady in orange
Shadow eyes
Mystic lady
Myrninerest

FUENTES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada